Basque Culinary Center

Edificación singular/ Donostia-San Sebastián, 2011

Basque Culinary Center se funda con la intención de crear los primeros estudios universitarios basados en la gastronomía.  Para ello se decide construir un edificio emblemático en el parque tecnológico Miramón de San Sebastián.

basque-culinary-center_00

Tipo de obra Edificación singular
Propiedad Fundación Basque Culinary Center
Localidad Donostia - San Sebastián
Provincia Gipuzkoa
Año fin de obra

2011

Presupuesto adjudicado 8 MM €

Se trata de una cimentación mixta formada por pilotaje, pozos ciclópeos y zapatas aisladas directas.  La estructura está compuesta por unos 13.600m2 de losas macizas de entre 35 y 60 cm de grosor. Estas permiten realizar vuelos de hasta 6 metros en la zona de los balcones y conseguir así la forma de “platos apilados”.

La zona del auditorio se ha ejecutado mediante un forjado prefabricado de losas alveolares. Destacar también una pasarela metálica que cruza el edificio y que está formada por dos HEB900 de 17 metros de longitud.

La cubierta del edificio es tipo verde, con hasta 8 tipos de cubiertas para solución necesaria. Esto hace que el edificio quede integrado en el entorno.

Uno de los emblemas del edifico es su característico color dorado anodizado presente tanto los paños exteriores como del patio. La fachada está formada por una primera capa de chapa con la función impermeabilizante y una segunda formada por bandejas de 70cm de anchura perforada y golpeadas para lograr un efecto de “ruido” en el edificio. De la herrería exterior destacar la malla de la que disponen las barandillas que permite minimizar su impacto visual.

La tabiquería interior así como los falsos techos se han dispuesto atendiendo a las necesidades técnicas del trabajo que se va ha desarrollar. Indicar que en la totalidad del edifico se ha optado por techos registrables de gran calidad y diseño.

Del mismo modo es destacable el trabajo en los solados. En las zonas comunes  se ha ejecutado terrazos continuos que han sido elaborados de modo tradicional. En las zonas de trabajo se ha optado por unos acabados a base de resinas de alta resistencia.

Todo esto dota al edificio de un carácter único que le permite situarse entre los más destacados de la ciudad.